¿Qué debes tener en cuenta en el contrato de alquiler?

Guía de supervivencia para inquilinos novatos

¿Vas a alquilar un piso por primera vez? ¿No sabes qué debes tener en cuenta para evitar futuros problemas? A continuación te respondemos a algunas preguntas habituales para que empieces con buen pie tus días en tu nuevo hogar.

– ¿Cuánto me puedo permitir?

No sobrepases el 35% de tus ganancias netas. Piensa que tendrás muchos más gastos y que no debes embarcarte en una renta que no puedas pagar.

– ¿He de pagar fianza?

Es obligatorio depositar un mes de renta en el caso de que alquiles una vivienda o dos en un local para un negocio según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Aunque es posible que el arrendador solicite más. El arrendador deberá depositar la fianza en el organismo encargado de tu Comunidad Autónoma. Pídele un certificado que indique la fianza que le has dado o que ésta se vea reflejada en el contrato. Cuando te marches, deberán devolverte la fianza al mes siguiente de entregar las llaves si no has hecho daños en la vivienda y has pagado las rentas mensuales sin falta.

– ¿Hasta que punto es importante el contrato de alquiler?

A pesar de existir una legislación sobre el alquiler hay muchos aspectos que, en realidad, se determinan por el contrato. Así que no lo firmes sin leerlo con mucho cuidado. No dudes en preguntar todo lo que no te quede claro y en informarte de tus derechos y obligaciones antes de dar el visto bueno a un contrato. Te puede ser de utilidad el modelo de contrato de arrendamiento de la OCU para ver lo que se debería incluir.

– ¿Qué debe pagar el casero y qué es responsabilidad mía?

El casero debería pagar los impuestos (IBI, comunidad, seguro, tasa de basuras…) y tú los consumos, es decir: luz, gas, teléfono, agua… Por otra parte, el casero debería encargarse de las averías serias y el inquilino de todo aquello que se rompa por su mal uso y de pequeños arreglos como, por ejemplo: arreglar la cadena del baño, cambiar las bombillas, una cañería atascada… Pero analiza bien el contrato y si indica que debes pagar cosas que no te corresponden, negócialo porque si firmas un contrato, éste prevalecerá.

-¿He de pagar el alta de los suministros?

En las viviendas nuevas se deben dar de alta, también es posible que un inquilino anterior o el arrendador los diera de baja. En estos casos deberías negociar que el arrendador se encargue de este pago ya que puede suponer más de 500 euros.

-¿Y si quiero marcharme antes de acabar el contrato?

El artículo 11 de la LAU indica que puedes marcharte en seis meses si avisas con un mes de antelación. Si lo haces antes deberás pagar una indemnización. Ésta se puede determinar en el contrato siendo lo marcado por la ley una mensualidad de la renta por cada año de contrato que quedara o la parte proporcional en caso de que fuera menos de un año.

Por último, te damos un consejo: no te estreses. Tu nuevo alquiler supondrá gastos, has de calcular si podrás afrontarlos y si es así ¡a disfrutarlo! Recuerda que todo es por una buena causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.