Comprar o alquilar ¿cuál es la mejor opción?

¿Es mejor comprar o alquilar una vivienda? Lo primero que debemos tener en cuenta es que no hay una respuesta absoluta a esta cuestión, depende de las necesidades y posibilidades de cada persona. Para saber cuál puede ser la mejor opción en tu caso te recomendamos que te hagas las siguientes preguntas.

¿Cuánto tiempo piensas vivir en esa vivienda?

La primera cuestión a plantearse es si vas a vivir mucho tiempo en ella. Los expertos señalan que el alquiler es más rentable cuando vas a estar un corto o medio plazo en esa vivienda y la compra es mejor a largo plazo. Los analistas afirman que, a partir de 5 años, ya amortizamos la compra aunque se trata de una media y los que hay que hablan de 3 o, incluso, 8 años.

 

vivienda

Debes tener en cuenta la principal ventaja de la compra respecto al alquiler, la vivienda acabará siendo tuya. Así que podrás venderla, teniendo en cuenta que tienden a revalorizarse con el tiempo, o, una vez liquidada la hipoteca, no tendrás que seguir pagando cada mes por ella, lo que será de agradecer cuando te jubiles y que, como suele suceder, se reduzcan tus ingresos.

Además, actualmente los tipos de interés se encuentran en mínimos históricos por lo que las hipotecas son más asequibles que hace años y el alquiler, en cambio, ha subido considerablemente, especialmente en las capitales españolas.

Pero si lo que necesitas es flexibilidad para poder cambiar la localidad o características de tu hogar porque tus necesidades pueden variar, el alquiler suele ser la mejor opción.

¿Cuentas con suficientes ahorros?

Comprar supondrá un mayor desembolso inicial. Deberías contar con ahorros de, al menos, un 30% del valor de la vivienda. El motivo principal es que las hipotecas suelen ofrecer un 80% del valor de la tasación del piso o casa pero debes aportar el 20% restante y, además, los impuestos y gastos iniciales pueden superar, fácilmente, al 10% del valor restante.

Así que si que, para que sea posible comprar una vivienda de 210.000 euros, por ejemplo, tendrás que contar con, como mínimo, 63.000 euros ahorrados que puedas destinar a la vivienda.

Por otra parte, alquilar no supone una gran inversión inicial. Tendrás que pagar, entre 1 y 2 mensualidades al casero a modo de fianza que se te devolverán cuando abandones la vivienda. Además, si la transacción se ha realizado mediante una inmobiliaria, su comisión suele ser una mensualidad que no es retornable.

Si alquilas también tendrás que pagar el ITP, un impuesto sobre el alquiler de la vivienda que debe pagar el arrendatario. Este depende la comunidad autónoma en la que vivas, aunque la mayoría se adhieren al tipo general del Estado que tiene en cuenta tanto la renta mensual como la duración del contrato. Para que tengas una idea aproximada, según este sistema deberías pagar 86,4 euros por un contrato de 600 euros al mes de una duración de 3 años.

En total, pues, si la renta del alquiler es de 600 euros, la transacción se realiza mediante inmobiliaria y acordáis una fianza de dos meses deberás contar con unos 1.890 euros para gastos iniciales, más la primera mensualidad.

La diferencia del desembolso inicial es, como puedes ver, muy cuantiosa y debes tenerlo en cuenta antes de decidirte por una u otra opción.

¿Tienes ingresos estables?

Si tu trabajo no es estable, probablemente el alquiler es una mejor opción, al menos hasta que logres cierta seguridad o una considerable cantidad ahorros. No tan sólo no es recomendable que te endeudes sin saber si podrás permitírtelo en un futuro sino que, además, es posible que no te concedan la hipoteca si no cuentas con un contrato fijo o cierta antigüedad, normalmente entre uno y dos años.

Ten en cuenta que, al comprar, es probable que tengas que despedirte de tus ahorros para hacer frente al desembolso inicial, pero, al alquilar, podrás conservarlos para tenerlos como apoyo en caso de que pierdas tu trabajo.

Además, la compra supone más gastos que el alquiler en el día a día así que es un mayor compromiso en todos los aspectos. Debes pagar impuestos como el IBI, la comunidad de vecinos, la tasa de basuras y todo tipo de reparaciones, pero, cuando alquilas, el casero suele cubrir estos gastos. Para saber más sobre lo que debe pagar el propietario puedes consultar nuestro post sobre contratos de alquiler.

La elección de comprar o alquilar es clave para la economía personal y familiar así que esperamos que respondiéndote a estas preguntas y teniendo en cuenta nuestros consejos puedas elegir con mayor conocimiento de causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.