Home / Aprendiendo a ahorrar / ¿Cómo crear un fondo para casos de emergencia?

¿Cómo crear un fondo para casos de emergencia?

Financial concept. Coins in glass money jar with emergency label. Wooden background

¿Por qué deberías tener un fondo para casos de emergencias y como empezarlo?

La gran mayoría de españoles no dispone de suficientes fondos en caso de una emergencia para cubrir los gastos inesperados. Esto puede ser un gran problema porque en nuestro día a día podemos encontrarnos con gastos que no esperamos y es importante estar preparado para no tener que recurrir a soluciones precipitadas

Lo primero que debemos hacer es definir qué es un fondo de emergencia. Para simplificarlo, diremos que es aquella cantidad de dinero que te ayuda a mantenerte financieramente durante unos meses (menos de 6) ante una emergencia inesperada

¿Cómo crearlo?

Deposita una cantidad inicial. Habla con tu banco para crear una cuenta de ahorro donde solo puedas operar a través de transferencias, sin tarjetas, de esta manera evitarás la tentación de utilizar ese dinero para otros gastos. Empieza depositando una cantidad inicial que variará según el estado de tu tesorería en ese momento; puedes aprovechar momentos del año en los que tengas más ingresos, por ejemplo si cobras algún tipo de paga extraordinaria o bonus para arrancar con un importe superior

Ingresa una cantidad fija cada mes. De cada nómina que cobres, deposita 50 € en tu cuenta de ahorros. Para realizar este proceso más sencillo, habla con tu banco y diles que trasfieran dicha cantidad de forma automática. No lo notarás y en poco tiempo tendrás una gran cantidad de dinero para casos de emergencia.

No utilices la cuenta de emergencias para cubrir otros gastos. Como ya hemos comentado, la cuenta de ahorro tiene un propósito muy claro así que no la utilices como cuenta corriente. Debes intentar organizar tus finanzas sin contar con ese dinero. Ahora bien, en el caso esporádico que tuvieras que retirar algo de dinero por algún motivo, recuerda reponerlo al mes siguiente

Revisa periódicamente tus aportaciones. Si tu situación personal o laboral cambia significativamente a mejor, plantéate incrementar la cantidad que destinas al ahorro. Debes aprovechar los momentos de más ingresos para compensar una posible eventualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba