¿Cómo ahorrar con el coche este verano?

¿Ya tienes las vacaciones programadas? Si finalmente te has decantado en ir sobre ruedas y quieres gastar poco, descubre lo que tienes que hacer para poder ahorrar con el coche.

Es posible que hayas estado atento a nuestros posts anteriores, por lo que ya debes saber algunos trucos importantes para viajar barato. No obstante, existen muchos consejos que debes aplicar específicamente a tu vehículo y que te permitirán ahorrar en todos los aspectos.

Planificación

Como ocurre con todo, para ahorrar con el coche también es necesaria la planificación. Si quieres evitar rutas más largas de lo necesario que te harán gastar más combustible, revisa con anterioridad el camino más corto.  El beneficio es doble, no solo optimizarás el viaje sino que ahorrarás. En este sentido, también es importante que revises qué gasolineras habrá en el trayecto y cuáles son las más baratas. Los precios suelen variar según la compañía y el lugar en el que se encuentre. Ocurre lo mismo si tienes que parar a comer o necesitas alojamientos, controlarás mejor el gasto si lo planificas.

ahorro con el coche

Previsión

Podríamos confundirlo con la planificación pero en este caso se trata de tener en cuenta lo que necesitaremos en nuestro viaje. Por ejemplo, algo para beber (agua, refrescos…), algo para picar…Si llevamos estas cosas desde casa evitarás el gasto a lo largo del trayecto y los precios elevados de las gasolineras. Este aspecto tiene todavía más sentido si hay niños entre los pasajeros.

Si además viajas a zonas climatológicas más extremas, es importante que tengas en cuenta cualquier imprevisto, como las cadenas para la nieve.

Puesta a punto para ahorrar con el coche

El mantenimiento del coche es necesario siempre, pero con más motivo si vamos a realizar un viaje. Tanto por seguridad como para evitar cualquier tipo de incidencia que pueda generar un gasto mayor.

Revisa que los filtros de aceite estén bien y cámbialos si es necesario. Haz lo mismo con cualquier elemento que tengas que revisar o cambiar periódicamente. Tener el coche a punto puede evitarte disgustos posteriores. Lo recomendable es que, si el viaje que vas a realizar supone más kilómetros de lo que te falta para alguno de estos cambios, los hagas antes de salir.

Asegúrate también de que el estado de las ruedas es el correcto. Averigua si tienes que cambiarlas o si necesitas adaptarlas al clima del destino, especialmente si la opción elegida es la nieve.

Ojo con las multas

A nadie le gusta volver de vacaciones con multas que pagar. Esto puede ocurrirte tanto por velocidad como por aparcamiento. Una conducción responsable no solo contribuirá a la seguridad al volante, sino que también evitará este tipo de gastos. Que te multen durante las vacaciones no sólo te costará caro sino que puede dejarte un mal sabor de boca. Las infracciones por superar la velocidad máxima, o por aparcamiento, pueden evitarse con un poco de atención y paciencia.

Por otro lado, es muy posible que si viajas a un lugar distinto al habitual te encuentres con señales diferentes. Puede que no puedas aparcar en determinados sitios por lo que te recomendamos que te asegures bien antes de dejar estacionado tu coche.

Y por último, ¡asegúrate de que llevas todos los papeles en regla!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.